Archivos para octubre 2013

“Hummus Sapiens”

octubre 17, 2013

jetlagpic

[Ilustración: Eduardo Salgado Nader]

Jet Lag

octubre 14, 2013

Jet Lag ya está disponible en los estantes de Gandhi, FCE, Sótano, Educal y Péndulo.

JETLAG media

Breves instrucciones, pistas y claves para leer a Volovich (en caso de que sean necesarias): 1) Debe hacer un esfuerzo por aceptar que dios (así, con minúscula, porque así lo escribe el autor) muy probablemente murió ya en Israel y en la Palestina musulmana y cristiana. 2) Debe preguntarse cuál es la razón por la que no había leído antes estas crónicas, estos relatos (no, no es reproche pero, ¿dónde estaba usted?). 3) Debe despojarse de sus prejuicios más elementales: no todos los judíos son israelíes; no todos los israelíes son sionistas; no todos los palestinos son antijudíos; no todo lo que lee en los diarios es cierto. 4) ¿Son crónicas, reportajes, cuentos? Sí. Autobiográficos y no. 5) En ellos el autor transita angustiosamente del infierno en el Medio Oriente al infierno semitropical mexicano; de la guerra eterna árabe-israelí a la guerra contra-entre el narco que podría volverse eterna. 6) El autor quisiera destruir las nociones de frontera, identidad y nacionalismo. Lo intenta arduamente, es cierto. Lo consigue a ratos. 7) En ningún momento pierda la confianza en este narrador. Él sabe por dónde los guía. Y sabe a dónde va. Es un extraordinario escritor —no lo digo yo, lo dicen sus letras. 8) Sí, es judío, pero también mexicano. Ha vivido lo mejor y lo peor de esos dos mundos (y es menos judío y menos mexicano que muchos de nosotros). 9) Su prosa fluida toma tanto de la amargura de Groucho como del humor de Cioran. 10) Los soldados del Ejército Israelí también se rebelan contra las injusticias. 11) Dios murió —también— en las calles de la Ciudad de México y la Cruz Roja no quiso levantarlo. 12) Fidel Castro vive gracias a una sonda que le inyecta hormonas de cocodrilo. ¿No lo sabía? Lo sabrá. 13) Usted reirá a ratos durante la lectura de estos textos, pero es posible que la sonrisa se trueque en mueca indescriptible a la siguiente página. No se preocupe, es parte de los efectos especiales. 14) El mar, ah, el mar… 15) Relájese. Olvide sus nociones sobre la mal llamada “República de las Letras”. 16) Ari Volovich es un desertor del Ejército Israelí y un paria de la literatura mexicana (por cierto, en México hubo judíos desde el siglo XVI). 17) El mar, la sombra, un whiskey, una mujer hermosa —o simplemente su ensoñación. ¿Qué más necesita un escritor como el nuestro? 18) Aquí no hay mentiras, no hay artificios, no hay imposturas. Si eso es lo que necesita lea a otro autor. 19) La editorial que publica este libro merece un premio. El autor también, por supuesto. 20) ¿Lo leyó, le gustó? Présteselo a un buen amigo. Gracias.

—Rogelio Villarreal