The Arszchivenko Files (introducción):

Demyan Evgeny Arszchivenko

El ahora autoproclamado historiador, politólogo, ‘detective de casos abandonados por el desinterés premeditado’, etnólogo, devoto y difusor de todas las teorías de la conspiración mundiales jamás expresadas, Demyan Arszchivenko, fue expulsado de la “extinta” KGB pocas horas después de que durante la madrugada del 2 de enero de 1974, con una voz avinagrada por el vodka y fuertemente marcada por el delirio, le confesó a su íntimo amigo y antiguo compañero del Comité para la Seguridad del Estado, Vladimir Vladimirovich Putin, de sus firmes intenciones de derrocar a la administración de la cafetería de la cede vietnamita —debido a la pobre calidad del fideo y a las miradas hostiles de los lavaplatos autóctonos—, en donde ambos camaradas estaban estacionados a lo largo de una década, para cumplir con una misión muy mal detallada e ininteligible a todas luces; conocida en secreto por los dos sicarios del Kremlin y su superior inmediato como “Operación Vodka-Cong”, a falta de un nombre oficial. Aunque las puertas del Gulag ya estaban cerradas para ese entonces debido a la orden 20-c450 emitida por el Ministerio del Interior de Rusia (MVD por sus siglas en ruso) el mismo mes de 1960; el entonces joven y emprendedor Vladimir Vladimirovich, en lo que fue una clara movida para acortar su ascenso político, le propuso a su superior georgiano encerrar al “enemigo del Estado Arszchivenko” en la Sección de Documentos Pendientes de la Biblioteca Central de la Madre Patria (SDPBCMP). El desdichado Arszchivenko, dedicó los dieciséis años en los que vivió en las vísceras de aquel gélido y mohoso sótano de la SDPBCMP para recopilar los documentos de operaciones secretas llevadas a cabo por la KGB, enrollando sus apuntes dentro de una hoja sacada de un ejemplar del Archipiélago Gulag de Aleksandr Isáyevich Solzhenitsyn, para finalmente guardarlos el día de su liberación, insertándolos dentro de un condón carcomido por las descomunales ratas que pululaban en el underground moscovita. En 1990, tiró de la delgada placenta que despedía la perestroika para salir de su residencia forzada en la SDPBCMP y volver a su natal Zboriv, ubicada dentro de los límites de la Óblast (provincia en ucraniano) de Ternópil, donde desde entonces ha estado refugiado en el ático de la única iglesia adventista (léase: una bodega abandonada) del pueblo, con el propósito de eludir las miras de los esbirros en turno del Kremlin, y por supuesto, para descifrar las verdades que se encontraban ocultas dentro del condón de quien, al menos hasta principios de 1974, consideraba que era su Madre Patria. En la única entrevista que concedió Demyan —a una joven y despampanante reportera checa de El Corriere della Sera en 2011— vía una teleconferencia en Skype, el septuagenario Arszchivenko le declaró abiertamente la guerra al gobierno “del alfeñique de San Petersburgo y a su títere Medvédev”, amenazando con exponerlo por lo que es: “el feto de una mujik descerebrada”. Además, un cada vez más irascible y claramente excitado Arszchivenko, confesó –eso sí, sin soltar la mirada por un solo instante del escote infiltrado en su pantalla por el mencionado diario italiano— que había cagado, literalmente, los documentos suficientes como para “poner en ridículo a aquel metrosexual de cabellos plateadados y sus infundamentados WikiLeaks”. También amenazó con publicar sus hallazgos y teorías antes de que terminara 2012, pero sus ojos estaban tan inyectados de sangre que, ni siquiera pudo advertir que la bella Mirka Dvořák había cerrado la sesión hacía tiempo y que su inusitada erección se había escurrido de su puño para siempre.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

2 comentarios en “The Arszchivenko Files (introducción):”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: