El humor, la vida y la filosofía

Al final de sus días Charles Chaplin dijo: “La vida ha dejado de ser un chiste para mí, no le veo la gracia”, seguramente porque a su edad ya le era imposible llevarse a la cama a alguna lozana muchacha. Sobre la vida, la muerte y otras cuestiones fundamentales se han ocupado filósofos y artistas, y ejemplos de hondas reflexiones los tenemos en obras tan distintas como los amargos aforismos de Cioran, la reciente y deslumbrante película El árbol de la vida, de Terrence Malick, y el flamante libro Blasfemias ilustradas, de Jis y Ari Volovich, publicado en estos días por Tusquets.

Creado al alimón por el escritor y periodista Ari Volovich y el conocido humorista Jis, este libro bien pudo haberse titulado Humor y filosofía. Encuentro de dos mundos: el chiste intelectual judeo-tapatío. El caso es que el volumen del que ahora celebro su aparición es un ejercicio poco común en el veleidoso ámbito de las letras republicanas y del bellaco humor nacional —copado por moneros de dudosa filiación política, exaltados fieles de caudillos redentores—; es también la más puntual apología de la verdadera incorrección política, un cubetazo de acidez espiritual, una serie comprimida de ricochets existencialistas, vértigos súbitos emanados de la especulación profunda sobre el ser y la nada —sobre todo de esta última.

Este compendio de sentencias, aforisbooks —perpetrados por Volovich en el espacio en expansión de Zuckerberg—, profecías caducas, delirium tremens y blasfemias es el fruto de una memorable colisión entre dos caballeros de plumas punzocortantes agazapados a la sombra de ese rufián mitológico al que conocemos desde tiempos bíblicos como “humor negro” —invento, por cierto, del dios más cruel que haya padecido pueblo alguno sobre la faz de la Tierra: “¡No me escojas, compadre!”.

“Disculpe usted, señorita, pero soy incapaz de bailar cualquier ritmo tropical. Sucede que he leído demasiada literatura rusa”, escribe Volovich, desertor del Ejército israelí y disidente de toda identidad y nacionalismo, paria de la literatura mexicana que tiene por amable costumbre obsequiar soplos de extraña sabiduría como el anterior, salpicados de whisky, a quien quiera escucharlos en cantinas otrora prestigiadas (otro: “Sonrío cada vez que veo gurús levitando sobre montañas de dólares para observar la ingenuidad patológica de sus fieles desde una distancia saludable”). Jis, como lo saben, es, además de monero, filósofo autodidacta: uno de los pocos sabios contemporáneos del Jalisco profundo —la tierra donde se dan los hombres, dice el dicho—. He aquí que este dúo de dinamismo zen ha zarpado con rumbo a una odisea incierta empapada en infusiones opiáceas sin detenerse hasta estrellarse contra el punto final —o contra el descrédito: lo que los llevaría al suicidio: una tragedia que este país malhadado ya no podría soportar.

Las máximas tipográficas de Volovich, sublime bufón tragicómico de vivificante aliento grouchomarxista, han sido transustanciadas en trazos divinos por la mano genialmente impura de Jis, asceta y viajero frecuente por los meandros de la mente, dando por resultado binomios terribles que desatarán, sin duda, la ira del dios más rencoroso del firmamento. Una noción del humor altamente depurada, impropia para cerebros poco afinados, que habrá de provocar y corromper a quienes habían buscado alguna forma de trascendencia: héla aquí. Un libro destinado al estante de los clásicos malditos del fin de los tiempos.

Explore posts in the same categories: Uncategorized

One Comment en “El humor, la vida y la filosofía”

  1. jorgerueda Says:

    Querido Ari cuándo parecía que todo estaba dicho, llegaste a desdecirnos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: