Ese maldito Cioran

¡Si se comenzara por suprimir a todos aquellos que sólo pueden respirar sobre un estrado!.

~

Regreso de una incineración. Devaluación instantánea de la Eternidad y de todos los grandes vocablos.

~

Devorado por la nostalgia del paraíso sin haber conocido un solo acceso de fe verdadera.

~

Siendo el hombre un animal enfermizo, cualquiera de sus palabras o de sus gestos equivale a un síntoma.

~

Yo soy diferente de todas mis sensaciones. No logro comprender cómo. No logro ni siquiera comprender quién las experimenta. Y por cierto, ¿quién es ese yo del comienzo de mi proposición?

~

Se ha comparado el nirvana con un espejo que no reflejaría ya ningún objeto. Es decir, con un espejo puro para siempre, para siempre deshabitado.

~

Septuagenaria, lady Montague confesaba haber dejado de mirarse en el espejo desde hacía once años. ¿Excentricidad? Quizá, pero únicamente para aquellos que ignoran el calvario del encuentro cotidiano con su propia jeta.

~

No guardamos rencor a quienes hemos insultado; estamos, por el contrario, dispuestos a reconocerles todos los méritos imaginables. Desgraciadamente, esta generosidad no se halla nunca en el insultado.

~

Todo aquel que ha soportado una adversidad mira por encima del hombro a quienes no la han padecido. La insoportable infatuación de los operados…

~

Pobre del escritor que no cultive su megalomanía, que la vea menguar sin reaccionar. Pronto se dará cuenta de que uno no se vuelve normal impunemente.

~

Para poder vislumbrar lo esencial no debe ejercerse ningún oficio. Hay que permanecer tumbado todo el día y gemir…

~

Según la Cábala, Dios permite que su esplendor disminuya para que los ángeles y los hombres puedan soportarlo. Lo cual equivale a decir que la Creación coincide con un debilitamiento de la claridad divina, con un esfuerzo hacia la sombra que el Creador ha consentido. La hipótesis del oscurecimiento voluntario de Dios tiene el mérito de abrirnos a nuestras propias tinieblas, responsables de nuestra irreceptividad a cierta luz.

~

No se habita un país, se habita una lengua. Una patria es eso y nada más.

~

Hay algo de charlatán en todo aquel que triunfa, sea en la materia que sea.

~

Haber pregonado a bombo y platillo nuestras dudas sin dejar de invocar esa escuela de discreción que es el escepticismo.

~

Sólo me entran ganas de trabajar cuando tengo que ir a una cita. Voy siempre a ella con la certeza de dejar escapar una ocasión única de superarme.

~

Las religiones, al igual que las ideologías, que han heredado sus vicios, no son en el fondo más que cruzadas contra el humor.

~

Abuso de la palabra Dios, la utilizo con frecuencia, con demasiada frecuencia. Lo hago cada vez que alcanzo un extremo y necesito un vocablo para nombrar lo que hay después. Prefiero Dios a lo Inconcebible.

~

<<Este mundo no ha sido creado según el deseo de la Vida>>, se dice en el Ginza, texto gnóstico de una secta de Mesopotamia.

A recordar siempre que no se disponga de un argumento mejor para neutralizar un desencanto.

~

Quien vive demasiado malogra su… biografía. En resumidas cuentas, sólo pueden considerarse plenamente realizados los destinos rotos.

~

<<Dios no ha creado nada que odie más que este mundo y tanto lo odia que desde el día que lo creó no ha vuelto a mirarlo>>.

No sé quién fue el místico musulmán que escribió esto, ignoraré siempre el nombre de ese amigo.

~

<<La vejez es la cosa más inesperada de todas las que le suceden al hombre>>, escribe Trotsky unos años antes de morir. Si de joven hubiera tenido la intuición exacta, visceral, de esa verdad, ¡qué lamentable revolucionario hubiera sido!

~

¿Por qué tras haber hecho una buena acción se tienen ganas de seguir una bandera, cualquier bandera?

~

La puntualidad es una variedad de la <<locura del escrúpulo>>. Por llegar a la hora, yo sería capaz de cometer un crimen.

~

El hombre olvida con tanta facilidad que es un ser maldito porque lo es desde siempre.

~

<<Cuando el pájaro del sueño pensó hacer su nido en mi pupila, vio las pestañas y le aterró la red>>.

¿Quién, mejor que aquel Bel al-Hamara, poeta árabe de Andalucía, ha percibido lo insondable del insomnio?

~

Parecerse a un corredor que se detiene en plena carrera para intentar comprender qué sentido tiene correr. Meditar es un signo de sofoco.

~

Haber levantado toda la noche Himalayas –y llamar a eso sueño.

~

Leer es dejar a otros padecer por nosotros. La forma más delicada de explotación.

~

Se necesita una inmensa humildad para morir. Lo raro es que todo el mundo la posea.

~

Nada me repugna tanto como la duda metódica. Dudar, de acuerdo, pero únicamente cuando me venga en gana.

~

Se muere desde siempre y sin embargo la muerte no ha perdido nada de su lozanía. Ahí reside el secreto de todos los secretos.

~

¿Para qué sirve nuestro cuerpo sino para hacernos comprender lo que la palabra torturador significa?

~

De todo lo que nos hace sufrir, nada tanto como la decepción nos produce la sensación de que alcanzamos por fin lo Verdadero.

~

En cuanto comenzamos a envejecer, en lugar de afligirnos, deberíamos invocar el derecho a dejar de ser nosotros mismos.

~

Los desastres demasiado recientes poseen el inconveniente de impedirnos discernir sus lados positivos.

~

La melancolía se alimenta de sí misma, de ahí que no pueda renovarse.

~

En cuanto sospechéis de alguien que posee el menor gusto por el Porvenir, sabed que conoce la dirección de más de un psiquiatra.

~

Cuanto más se ha sufrido, menos se reivindica. Protestar es una prueba de que no se ha atravesado ningún infierno.

~

El sueño, mucho más que el tiempo, es el antídoto ideal contra las congojas. El insomnio, por el contrario, amplificando la mínima contrariedad y convirtiéndola en tragedia, vela sobre nuestras heridas, impidiendo que se marchiten.

~

Un silencio en medio de una conversación nos hace volver de repente a lo esencial: nos revela el precio que debemos pagar por la invención de la palabra.

~

Después de todo, yo tampoco he perdido el tiempo, yo también me he zangoloteado como todo hijo de vecino en este universo descabellado.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

7 comentarios en “Ese maldito Cioran”

  1. frank lozano Says:

    Buena recopilación, querido Ari.

  2. Cristina cardenas Says:

    Muy buena la ultima!
    Bendito el Silencio!


  3. Siempre se agradece que compartas perlas cargadas de veneno, Ari. ¡Hasta la ignominia siempre!

  4. bernardo walterio Says:

    Genial Cioran, en su lado de la moneda, el oscuro, contra el suelo.
    Padre de la filosofía Neurasténica.

  5. drflaviometz Says:

    El Breviario de Ciorán me ha enloquecido.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: