La otra cara de las redes sociales

“Sí, fui yo quien descubrió a esa desamparada tribu perdida”, afirmaba sonriente aquel célebre antropólogo inglés frente al destello de las cámaras mientras recargaba su brazo sobre un helicóptero aún tibio a la vez que rellenaba su pipa con la otra mano. A su lado se encontraba una tripulación brasileña notablemente indignada, no tanto por haber expuesto a la ‘última etnia amazónica’ sino por no haber recibido el crédito que les había prometido ese “charlatán bigotudo” (sic) a lo largo de cuatro años de una labor (¡PRO BONO!) sumamente agotadora. Por su parte, el patriarca de la ‘tribu perdida’ aprovechó la vanidad mediática del antropólogo británico para reunir a su gente frente a la pantalla plana de su club social y sintonizar la BBC para ver si en efecto era cierto aquello de que la televisión engordaba tres kilos.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: